ELEGIDO DE LA SEMANA TANNAT DE ODFJELL

Lo conocimos como parte de una cajita feliz junto a otros dos grandes tintos. Hoy, cuando Odfjell suma un inusual Cabernet a su línea de super monovarietales, su Tannat está en el mejor momento para brillar en solitario.

Viña Odfjell acaba de atreverse a hacer lo que ninguna otra bodega hecha y derecha, se había atrevido a hacer hasta ahora. Acaba de presentar y así sumar a su podio de vinos super premium, ese formado sólo por vinos varietales que lucen una fome e inmaculada etiqueta blanca, un 100% Cabernet Sauvignon de Cauquenes a $80.000. Años atrás probé un vino semejante, Triangle, se trataba de un proyecto pequeño liderado por el enólogo Jean Pascal Martí. Ese vino, hecho con un Cabernet de viejas parras del secano del Maule, había echado abajo todos los paradigmas que yo tenía sobre las cepas de Burdeos en zona sin posibilidad de riego. Ahí estaba, sano, salvo y dando un vino de una elegancia y fuerza única. Después de él, nada más igual, hasta ahora.

odfjellcabernetcauquenes_El nuevo Odfjell etiqueta blanca, nacido del viñedo consentido de la viña, llamado Tres Esquinas, no hace más que confirmar la regla que dice “una parra vieja  plantada en el lugar correcto, dará mucho mejor vino que una joven en el mismo lugar”. El vino en cuestión es cosecha 2012, quiere decir que ya tiene 5 años de guarda, y quiere decir que ha salido al mercado cuando estaba listo, para mostrar toda su fuerza y, sí, su elegancia. Lo que siempre se agradece a una bodega: la paciencia.

Hay algo más que se le agradece a Odfjell, y es darle permiso a su enólogo, el simpático e irreverente francés Arnaud Hereu la oportunidad de hacer casi lo que quiera si de vinos se trata. Hereu no solo tiene sus propios vinos, hasta donde yo sé una deliciosa mezcla tinta con su apellido y un fresco rosado llamado Travesti. Arnaud también tiene abierta su bodega de vinificación y guarda (aunque claro no es que sea suya) a pequeños productores independientes,  y cuando le piden auxilio, más allá de la puerta, sale al rescate.

araundherreu_odfjell

El año pasado por ejemplo, socorrió a pequeños productores de vinos y uvas del  INDAP de Colchagua, para rescatar calidad después de las fuertes lluvias de abril (otoño del 2016). Y tan bien le fue, que este año toda la bodega Odfjell se ha hecho parte de una alianza concreta que busca apoyar y asesorar a este grupo de pequeños colchagüinos. Experiencia hay, y es un agrado ver como se muestra en los vinos de esta bodega año a año.

Junto al nuevo Odfjell etiqueta blanca Cabernet, también probamos dos tintos de su línea base, siempre de gran precio/calidad los Armador: un Carmenère 2016 muy suave, especiado y de final a fruta negra dulce, que muestra toda la pericia de Hereu ante un año complicado. El otro, un Cabernet Sauvginon del mismo año difícil, un poco menos fácil de beber, por su tanino más recio, también lleno de fruta negra.

odfjell_armador2016La gran sorpresa de la degustación sin embargo fue un tinto que ya habíamos probado un par de años antes, y que formaba parte de la súper caja llamada  Tres Esquinas (con tres vinos del mismo viñedo). Me refiero al Tannat Orzada 2014 de Cauquenes. No es casualidad, es cierto, que haya ganado una medalla de oro en tierras uruguayas, donde esta cepa tinta es reina y señora. Hay en su boca fruta roja, muy vivaz, ya suavizada por la guarda en botella. Lo malo, es que por ahora sólo se consigue su cosecha 2014 en la tienda de la bodega (Ruta 68, salida Padre Hurtado) lo bueno es que más pronto que tarde su versión 2015, mejor que las 2014 según Hereu, estará en tiendas El Mundo del Vino.

Bodega / Productor: Viña Odfjell
Nombre de línea / Marca: Orzada
Origen: Valle del Maule
País: Chile
Cepa: Tannat
Año cosecha: 2014
Enólogo: Arnaud Hereu
Estilo: tinto
Categoría:
Gran precio calidad: Si
Maridaje / Armonía: Acompañar con carnes rojas, claramente, sino que lo diga un uruguayo, que tengan su rica grasita e idealmente sea un corte con hueso.
Ocasión descorche / Regalo: Para sorprender a los amigos siempre en busca de nuevos vinos y para dejar si habla a un uruguayo.
Donde encontrarlo: Tienda Viña Odfjell
Contacto productor: http://odfjellvineyards.cl

1 Estrella: Muy probable es que no haya en este vino más que la intención de producir grandes volúmenes a bajo precio. Recomendamos comprar sólo si es una verdadera ganga y tienes por delante muchas bocas con sed que saciar.

2 Estrellas: Bueno vino, simple, aunque nada en él sobresaliente. Vale pena comprar si es que tiene rica fruta y su precio parece una buena oferta. Si fuera un vino caro,  de seguro muestra molestias no menores, como una fruta verde o sobremadura, exceso de madera, mucho amargor final o un tanino secante que nunca se suavizará.

3 Estrellas: Se las damos a un vino muy bueno, sabroso, con buenas intenciones y con un marcado carácter de su cepa o su origen. Sólo habrá un pero menor para llegar a esa perfección que buscan los expertos. Si su precio no es excesivo, no lo dejes pasar.

4 Estrellas. Tiene todo lo que uno esperaría por su precio, por su origen y por su autor; aunque incluso parezca ser un vino caro. Si es barato, compre por cajas. Desde su color hasta su sensación final en boca no tendrá ningún pero y será siempre una gran compra.

5 Estrellas. Es un vino sobresaliente, con el factor WiP, ese que nos hace decir Wow. Imperdible ya sea porque su origen es extremo, su producción limitada o su carácter diferenciador; porque te hará ver estrellas, sino es hoy, en al menos 10 años más. Su precio puede ser elevado y hasta podría tener algún detalle menor, pero todo lo anterior lo justifica. Si no valoras la imperfección ni la producción limitada, déjalo pasar.

Deja un comentario