EL BAR DE VINOS QUE FALTABA EN SANTIAGO

Publicado el 10 mayo 2024 Por Mariana Martínez @reinaentrecopas

Este miércoles tuvo su inauguración oficial Masal, el nuevo bar de vinos de la capital que une interesantes etiquetas del nuevo Chile y referentes de Francia e Italia, en la sala más importante del premiado restaurante La Mesa.

El puntapié inicial

Durante la inauguración en el restaurante La Mesa, se dio a conocer el equipo detrás de su nuevo bar de Vinos  Masal, el que cuenta en la cocina con la mano del dueño de casa y chef Álvaro Romero; además de los hermanos Marco y Sebastián de Martino como los proveedores de gran parte de las etiquetas extranjeras; quienes junto al sommelier en jefe Sebastián Lobos, están además a cargo de la selección de los 120 vinos que forman parte de esta primera carta de Masal.

El equipo,  supimos entonces, cuajó su imagen -basada en el concepto de selección masal, a partir de viñedos antiguos sin uso de clones- con el diseño del también socio Ismael Prieto, el mayor de los dos hermanos Prieto-Sánchez, apasionados por el vino como sus padres (el matrimonio Sánchez-Prieto, autores por muchos años de la irremplazable “Guía Vinos de Chile”).  El hermano menor, por cierto, Tomás, también presente en el evento, hoy es enólogo asistente en Viña Carmen.

Masal. el logo fue creado por Ismael Prieto, hijo de uno de los dos matrimonios Prieto-Sanchez, autores de la irremplazable «Guía de Vinos de Chile».

Durante el evento Alvaro Romero destacó la falta que hacía de tener en Santiago un restaurante que uniera alrededor de la mesa, «donde pasan las cosas más importantes de nuestras vidas», junto a una gran selección de vinos nacionales y extranjeros. Esta bajada, finalmente se logó producto de su amistad con Marco de Martino, el chileno que hasta ahora está más cerca de obtener el título de Master of Wine, y quien se ha dedicado en la última década a conocer en profundidad los grandes referentes del mundo del vino europeo.

Sebastián Lobos, el sommelier de La Mesa (quien cada noche nos recibirá en Masal, junto a la también sommelier chilena Marcela Alvarado) destacó en la inauguración el deseo con esta apuesta de «remar todos juntos, en comunidad,  para dejar al vino chileno en lo más alto».

El equipo chileno y extranjero en Masal

Sin duda, lindo, hermoso, ver juntos en carta, entre los 120,  vinos de JP Martin de Huasco, con Viñedos Alcohuáz (Elqui); Tabalí, Bauzá, Azur y Concha y Toro (del Limarí); Errázuriz (Aconcagua Costa), Garcés Silva y Casas del Bucalemu (San Antonio);  Montsecano y Charlie Villard (Casablanca);  Quebrada Macul, Cousiño Macul (Jardín Merlot), Antiyal y De Martino (Maipo), Clos de Luz (Cachapoal); Maturana y Koyle (Colchagua); Carter-Mollenhauer, Longaví, Garage Wine Co.,  y Reta (Maule);  Ana Cumsille, Pedro Parra, Miguel Torres, Pino Román (Itata), Roberto Henríquez (Biobío), Trapi del Bueno (Osorno), Baettig, Clos de Fous y Aquitania  (Malleco). En copa desde $6.000 hasta $21.000 Merlot Jardín de Macul.

Sebastián Lobos y Marcela Alvarado, equipo de Sommeliers a cargo del servicio en Nuevo Masal.
Sebastián Lobos y Marcela Alvarado, sommeliers a cargo del servicio en nuevo @masal_bardevinos.

Todos ellos, a la misma altura en la carta que los grandes de Europa, como las Champañas  Jacquesson  Cuvee 746 ($105.000 la botella/ $18.500  la copa) o Cedric Bouchard Les Ursules Millésimé 2022  ($138.000 botella/ $24.000 copa); y de Italia (con su propia página en la carta de vinos) el Nebbiolo Gattinara Le Castelle de Antoniolo 2018 ($65.000 botella /$12.000 copa) o el Barolo Riserva Bussia Vigna Mondaca de Oddero 2016 ($220.000  por botella).

De Francia,  partiendo por los Chardonnay, Les Héritiers du Comte Lafon 2021 ($42.000 botella/ $7.500 copa); pasando por el Mersault Les Terres Blanches 2020 de Pierre Morey  ($96.000 botella/ $17.000 copa) hasta llegar a la cúspide de los Pinot Noir con el 1er Cru Vosne Romanee Les Beaux Monts 2018  ($349.000 la botella) y el Gran Cru Clos de Vougeot 2019 ($436.000 la botella / $73.500 la copa), ambos de  Jean Grivot. 

Un Masal ya en marcha

Al día siguiente de la apertura de Masal, -el que ya llevaba varios días de marcha blanca-  fuimos a conocer el funcionamiento un día normal de este esperado bar, flanqueado por una gran barra de vinos y destilados a un lado, cómodos asientos con cojines por el otro, y al centro una luminosa vista a través de un gran ventanal a la Avenida Alonso de Córdova. Separado del resto del restaurante, todo con una gran cortina verde oscuro.

Steak tartar en Masal, plato imperdible de La Mesa.

Como era de esperarse, nos encontramos en Masal con amantes del vino en una de las mesas y con su permiso nos unimos. La mejor forma, definitivamente, para sacarle el mayor provecho a esta propuesta que no sólo busca ofrecer vinos chilenos de gran carácter a los turistas extranjeros que frecuentan este polo gastronómico; sino que a los chilenos sedientos por conocer de una manera más accesible, grandes etiquetas llegadas desde el otro lado del Atlántico. Además, permitirá a los fieles compradores de Vignerons y Edwards Fines Wines, llevar sus vinos regalones pagando un descorche de $10.000.  Gracias a ello precisamente, fue como nuestra visita comenzó por todo lo alto, con un vino italiano, el Nebbiolo San Francesco Gattinara 2018 de la bodega del Piemonte Atoniolo. Un tinto delicado, pulido, perfecto,  que dejó la vara muy alta, y acompañó con mucha dignidad un sabroso steak tartar ($11.000) aderezado con yema de huevo, mostaza de la casa, pepinillo y crakers de la casa.

Los Compardres, el segundo vino de Coronel del Maule, del proyecto Baettig,

Seguimos cada una, con una copa de un gran tinto chileno para acompañar el lomo vetado  ($20.000) en su punto de cocción perfecto cortado delicadamente para compartir, junto  las papas fritas de la casa ($7.000), que tenían su vuelta de tuerca y estaban deliciosas. Como esta mesa ya tenía sus favoritos históricos, fueron por ellos. Así para la medida perfecta, se sirvieron en mini decantadores  los De Martino La Cancha Cabernet Sauvignon 2022, Maipo  ($7.500);  De Martino Las Cruces Malbec 2018, Maule  ($8.500);  y para probar cosas nuevas la mezcla del Piamonte Boca de Vallana 2017 ($8.500), el punto bajo de la noche.

Para quien escribe una copa de novedad:  Los Compadres Cabernet Sauvignon 2021 de Baettig ($9.800),  el segundo vino nacido de un viejo viñedo injertado con Cabernet en Coronel del Maule y que ya es propiedad de Francisco y su socio Carlos de Carlos. Esta copa fue servida con Coravin. Entre las cosas que pasan, lamentablemente,  estaba acorchado (TCA), por lo que rápidamente tuvimos una segunda botella, esta vez  impecable. Delicia de cabernet,  elegancia y frescura en una copa, listo para beber ya. Imperdible!

Cerramos con un postre sabroso (de nombre poco apetitoso, escuché decir), aunque definitivamente los vinos y los platos salados se llevaron los aplausos.  La cuenta para cuatro, con 8 copas de vino, un descorche, cuatro platos, postre, canasta de pan ($2.000) y dos papas fritas, sumó $144.430 con propina.

Destacamos los platos, por supuesto, porque además de la cuidada selección de vinos, alejada de cartas de vinos diseñadas según el aporte de las viñas al restaurante, esta es la gran apuesta, tan esperada, de Masal: vinos & gastronomía interesantes a la par, en compañía de un servicio impecable.

Así luce la sala de Masal, dentro del restaurante La Mesa. Su ubicación destaca en la entrada de la casa ubicada en Av. Alonso de Córdova.

Lo que viene…

Si bien la carta de platos diseñada solo para Masal aún está con ajustes (por eso los platos degustados esta vez, fueron los del restaurante), desde la próxima semana se sumará a la carta de 120 etiquetas (50 de ellas por copa) los vuelos o flights temáticos cada uno con 4  vinos y su respectivo maridaje. Valores serán desde $45.000 hasta $120.000 p/p. Además habrá un menú especial con sus respectivos vinos en compañía.

Las coordenadas de Masal Bar de Vinos

Masal estará abierto de martes a sábado de 18:00 horas a media noche. La cocina cierra las 23:00 horas.

Dirección: Alonso de Córdova 2767, Vitacura. Santiago de Chile.

Teléfono: +56990722461

Sector Simple Park : Vit14

 

Artículos relacionados:

AL FIN LES DIX VINS

WINE REBELS, LA NUEVA BARRA DE VINOS POP UP

 

Deja un comentario

Un comentario

  1. […] EL BAR DE VINOS QUE FALTABA EN SANTIAGO […]